El virtuoso guitarrista Dann Hoyos nos vuelve a sorprender con lo nuevo de Space Octopus. Una banda de alta calidad, donde comulgan diversos estilos en pos de un rock mayúsculo.

Rock coqueteando con la fusión de estilos sin que falten el virtuosismo de guitarra ni las voces desgarradas. Dann Hoyos, licenciado Cum Laude en la Universidad de Berklee College of Music de Boston, se decanta para este nuevo álbum por el formato en trío. Recluta a Miguel Lamas a la batería y a Pablo Ruíz al bajo para grabar en Groove Estudios, con Álvaro García en la mesa de sonido. El álbum es mezclado por el reconocido productor Manuel Tomás, propietario de un Grammy, y masterizado por Enrique Soriano. ‘The Image is Gone’ se pondrá a la venta el 5 de Octubre en formato digital para una posterior edición en formato físico.

1 Born to Feel More
2 Free
3 At The End
4 Dreams of Your Eyes
5 Forgiving Myself
6 Disappear
7 Be My Home
8 The Image is Gone
9 Fire´s On Me
10 Save Me From Myself

The Space Octopus es un proyecto que comienza cuando Dann Hoyos se traslada a Barcelona para estudiar música en L’Aula de Música del Liceo. Con la experiencia acumulada y la motivación de ser becado por la prestigiosa Universidad de Berklee College of Music (Boston, MA) se decide a plasmar su música en él album instrumental ‘Space Octopus’ (2006). Después de licenciarse Cum Laude en Berklee, Dann se dedica a forjar este álbum, comenzando en Boston, pasando por Los Ángeles y terminando en China y Singapur. Tras tres alocados años de experiencias, girando con diferentes bandas por Los Ángeles, China y Singapur, Dann decide que es el momento de volver a casa y dar a luz el álbum ‘No Es Lo Que Tú Sientes’ (2011), reclutando a Dani Vicente a la guitarra, Jorge Sánchez al bajo e Iván Román a la batería. El disco fue grabado en Madrid, entre los estudios Oasis, La Isla y Producciones Canalla, y mezclado por Jeff Kanan en Los Angeles, CA. En 2013 graba una versión del tema de Heroes del Silencio ‘Deshacer El Mundo’ que obtiene una gran acogida.

Tras más de 60 conciertos por todo el país, se gesta lo que será su siguiente disco, ‘Dormir Con El Diablo’. Con este disco Dann pasa a ser endorser de Ernie Ball – Music Man, creando su guitarra personalizada con el pulpo que le lleva caracterizando desde los inicios de su carrera. Un tiempo después graba una versión acústica de algunos temas utilizando también banjo y ukelele, bajo el nombre de ‘The Acoustic Octopus’ (2016), como guiño y regalo para el público.

“BON SCOTT Y STEVE VAI POR ENCIMA DE TODO” DANN HOYOS

No hay muchos guitarristas como Dann Hoyos, becado por la prestigiosa Universidad de Berklee College of Music, en la cual se licencia “Cum Laude”, endorser de Ernie Ball Music Man, y que cuenta con un modelo personalizado de guitarra Axis Super Sport con el pulpo que le lleva caracterizando desde los comienzos de su carrera. Una vez terminados sus estudios inicia su periplo como guitarrista nómada, compartiendo bandas en Boston, Los Angeles, se une a Beforce… Periodo que en el madura lo que es el debut de Space Octopus, presentándonos ahora su segundo álbum, ‘Dormir Con El Diablo’, con colaboraciones de Manu de Porco Bravo, Brigi Duque de Koma y El Drogas.

Hola Dann, antes de nada nos gustaría saber, ¿cómo y cuándo decides dedicarte a la música y por qué eliges tocar la guitarra? Realmente siempre he tocado la guitarra desde que tengo memoria, de manera autodidacta, y cuando llegó el momento de decidir qué camino tomar, cuando acabas el instituto, simplemente surgió. Fue entonces cuando me tuve que poner a estudiar, y poner nombre a las escalas y acordes que hacía. Para qué te hagas a la idea, cuando fui a Barcelona a empezar, no sabía que el jazz existía… Tres años después estaba en Boston en Berklee con el cerebro haciendo cabriolas… ¡Brutal!

¿Qué modelo de guitarras y amplificadores usas en escena? Toco un modelo de Axis Super Sport personalizado de Music Man, marca de la que soy endorser, y de paso cuerdas Ernie Ball también, que van genial. De ampli tengo enrackado un Hughes & Kettner “Access”, con bucles de efectos a un G-Force de TC Electronic y Decimator Pro Rack G, a una etapa 2:90 de Mesa Boogie. De pantallas uso dos Thiele de Mesa Boogie.

¿Qué músicos te han influenciado más como guitarrista y cantante? Siempre insisto que la música es lo importante, y hay que escuchar otros instrumentos y voces, nunca me ha gustado imitar a otros guitarristas, aunque si he buscado refugio en las sonoridades. Para la voz me fijo en la intención, que puede ir desde Bowie a Manu de Porco Bravo, aunque Bon Scott por encima de todo. Y guitarra, Steve Vai siempre me ha encantado, pero también me gusta mucho Kurt Rosenwinkel por ejemplo… Pero insisto, si la música es uno de los alimentos del alma deberías de tener un menú variado.

Una parte importante en tu formación fue el periodo que pasaste en Suecia en el Freak Guitar Camp, del genial Mattias IA Eklundh de Freak Kitchen. ¿Cómo fue tu paso por allí? ¿Qué aprendiste de él? Realmente fue una experiencia increíble, estar en el medio del bosque sueco, junto a un lago en casitas de madera, con un grupo de guitarristas venidos de todo el mundo para despellejarse las yemas de los dedos de tantas horas de clase y práctica, reventarte las ampollas de los dedos del tapping que no estaban acostumbrados, seguir despierto a base de café… ¡Cosas maravillosas!

Decides y consigues ir a la afamada universidad de Berklee en Estados Unidos, pero imagino que no será fácil ingresar en tan prestigiosa universidad. ¿Cómo fue dicha experiencia? ¿Qué te aportó como músico y como persona? Tuve la suerte de conseguir una de las becas del “World Scholarship Tour”, básicamente van por todo el mundo realizando audiciones a la caza de talentos. Realmente Berklee me cambió la vida, toda esa gente, compañeros, profesores… Era vivir 24 horas y 7 días a la semana respirando y compartiendo música, experimentando… Y aprendiendo a sobrevivir comiendo noodles durante meses.

¿Cuál fue el profesor que más te sorprendió de Berklee? Tuve una explosión cerebral con Tim Miller, y también con David Fiuczynski, de Screaming Headless Torsos.

¿En aquél periodo pensaste o tuviste la oportunidad de formar o participar en alguna banda americana? Sí, grabé una demo en inglés del ‘No Es Lo Que Tú Sientes’, y monté una banda con la que toqué mucho con mi disco instrumental, ‘Dann Hoyos – Space Octopus’. Luego ya en Los Ángeles estuve tocando con un sinfín de bandas desde hardcore a metal industrial, a rhythm and blues, pop, funk…

¿Al regresar a España es cuando tienes la idea de formar tu propia banda? Llevaba muchos años fuera, entre Estados Unidos y Asia, y tenía la necesidad de parar un poco el ritmo, además tenía una chica en casa, y dije “venga, ¡a ver qué tal!”.

Te descubrí en el disco ‘Creation’ de Beforce. ¿Fue tu primer grupo? ¿Qué recuerdos tienes de aquella época? El primer grupo fue Deyde, con mi amigo Juan, con quien comencé a tocar la guitarra a la vez, luego pase por Loriensky, también me lo monté de cantautor, pero sí, mi primer grupo serio fue Beforce. Fue una pena que nos disolviéramos pero… ¿Recuerdos? Me faltan [risas]. Era una alocada época fiestera en un local subterráneo con niveles alarmantes de humedad rodeados de gusanos y fantasmas… Pero lo que recuerdo me lo llevaré siempre conmigo, fue una época preciosa.

En 2011 se publica el primer disco de Space Octopus, ‘No Es Lo Que Tú Sientes’, ahora ve la luz vuestro segundo trabajo ‘Dormir Con El Diablo’, ¿Cuáles dirías tú que son las principales diferencias entre ambos? El primero es más experimental, más proyecto solista, en ese momento no tenía banda y lo grabé con músicos de estudio. Ya encontrada la banda, y girado el disco, este segundo trabajo suena mucho más contundente, con mucho más sonido de grupo y direccionalidad musical.

¿Ha sido duro el proceso desde que empezasteis la composición hasta ver el álbum editado? ¡Qué va! Me fui 10 días a Asturias de retiro compositivo espiritual, componer, grabar, frustrarme, comer… Y me volví con 16 temas con sus 16 letras, de ahí la banda hicimos una criba y dejamos los del álbum. Ensayamos, les damos una vuelta de arreglos y que cada uno ponga su musicalidad particular. Y al mes siguiente estábamos grabando, enviando a mezclar y masterizar y ¡bam! ‘Dormir Con El Diablo’ se materializa en cd.

¿Cómo definirías vuestra música? Es la pregunta constante, y aún no hemos llegado a un acuerdo. Vale, es rock, pero si tiras del hilo puedes encontrarte cosas muy curiosas, así que… ¡Tira del hilo!

¿Qué aporta Space Octopus a la escena musical nacional? Entre otras cosas puedo afirmar que sinceridad con la música, compromiso artístico y entrega en el directo.

¿Cuáles son vuestros planes de futuro más inmediato? Estamos todavía cerrando fechas, con las labores de promo en ebullición, queremos hacer bien el trabajo para llegar a todos los sitios, y llegar bien. Podéis estar al tanto de toda la dinámica de Space Octopus en las redes sociales o en <www.spaceoctopus.es>.

Tuvisteis la oportunidad de abrir para Europe en Bilbao, ¿cómo fue la experiencia? ¿Qué tal la reacción del público si tenemos en cuenta que quizás no era el idóneo para vuestra propuesta? Sí, la verdad es que fue un conciertazo, estuvo lleno desde el principio, y la verdad es que la reacción de la gente fue súper positiva, lo que se reflejó después en el puesto de merchandise firmando y sacándonos fotos con la gente. Realmente el feedback fue increíble, los comentarios, el apoyo… Y eso teniendo en cuenta que es un público que está esperando la banda que toca después. Por mi parte me quitó el sombrero.
Jesús Del Río (Entrevista publicada en el This Is Rock 120).

Ya está a la venta el nuevo número de This Is Rock. En tu quiosco o por 4 euros y gastos de envío incluidos, durante periodo limitado, en nuestra tienda online.