fbpx
Ad
Destacado

Las 10 Esenciales de Korn

Pinterest LinkedIn Tumblr

Bosco Films estrena «Loud Krazy Love» este 24 de abril, una película relacionada con la banda norteamericana Korn de la que os hablaremos en las próximas horas. Aprovechando la oportunidad que esto nos brinda, queremos repasar en tan solo 10 canciones los motivos por los que, después de tantos años, Korn son líderes intocables de su propia creación. It’s on!

Here to Stay (Untouchables, 2002)

“Esta mierda ha llegado demasiado lejos” proclama Davis desde su recién estrenado micrófono, diseñado por H.R. Giger. Mientras el riff nos engulle como arenas movedizas, la pantalla nos muestra como, día tras día, somos víctimas de cientos de mensajes subliminales.

Somebody, Someone (Issues, 1999)

Tan tormentosa como sus propios ejecutores, ‘Somebody, Someone’ formó parte del setlist de la banda de manera inamovible durante más de una década. Es oscura, asfixiante y crea un climax final difícil de superar.

Freak on a Leash (Follow the Leader, 1998)

Disonancias, efectos varios y una distorsión apoyada en una de las afinaciones de guitarra más atípica de la historia. La entrada de Korn a miles, millones de hogares para llevar angustia y desahogo a partes iguales. El vídeo, una joya de la época, dirigido por el gran Todd McFarlane, mezcla ficción y realidad.

Rotting in Vain (The Serenity of Suffering, 2016)

Poner los pies en un lugar oscuro, uno que nos daña y dejar que pase el tiempo sin intentar escapar de ello no hace sino consumirnos dolorosamente. Aquí el mensaje es claro, ¡sal corriendo!. ‘Rotting in Vain’ contó con la presencia en pantalla de Tommy Flanagan, Chibs de Sons of Anarchy.

Thoughtless (Untouchables, 2002)

Siempre habrá alguien dispuesto a ridiculizarnos. El bullying, de un modo u otro, ha formado parte de la vida de todos y Korn se han hecho eco de esta difícil situación desde su primer LP, con ‘Clown’. Años más tarde, con todos los focos puestos sobre ellos, volvieron a denunciar estos abusos con ‘Thoughtless’. Y sí, el protagonista del vídeo es Aaron Paul, más conocido como Jesse de «Breaking Bad».

Black is the Soul (The Serenity of Suffering, 2016)

¿Qué le ocurre a una persona cuando es empujada fuera del camino correcto? En esta canción, liderada de nuevo por unas guitarras pesadas y una melodía vocal de otro planeta, Korn se plantean de manera metafórica lo que le pasa a alguien cuando lidia con emociones negativas.

Falling Away From Me (Issues, 1999)

Si ya eres fan de la banda, sabrás que desde el primer minuto, Korn han hecho más por instituciones benéficas, sobre todo relacionadas con la infancia, malos tratos y necesidades básicas, que medio plantel Hollywoodiense. Si eres un recién llegado, sólo tienes que ver cómo, una vez más tras la escalofriante ‘Daddy’, Davis y compañía denuncian a los malos tratos dentro del hogar. Semanas antes de que el disco se pusiera a la venta, Korn dejaron en descarga libre este tema abriendo una línea para donaciones voluntarias. Los miles de dólares recaudados fueron donados a una de dichas asociaciones contra el maltrato infantil.

Evolution (Untitled, 2007)

Si con algo disfrutan Korn es con poner a todo el mundo en estado de alarma, no dejando indiferencia en ninguna de nuestras cabezas. ‘Evolution’ denuncia de manera satírica cómo el poder y una buena posición social pueden barrer del mapa cualquier evidencia, por clara que esta sea. Eso por no mencionar que es Joey Jordison, de Slipknot, el encargado de tocar la batería en esta canción.

Got the Life (Follow the Leader, 1998)

Tal fue el éxito de este single que fue publicado hasta en 5 ediciones diferentes, cada una con un videoclip distinto. Pronto se convirtió en un fenómeno nunca visto. La base, que podría ser de lo más bailable, no conectó con la prensa del momento, pero sí lo hizo con el público, que consiguió llevar a ‘Got the Life’ a ser la canción más solicitada por los seguidores de la cadena MTV, hasta el punto en que después de semanas, la cadena llegó a retirarla de circulación por saturación.

Blind (Korn, 1994)

Y con esto empezó todo. El mítico “R U ready?” inicial de Davis convirtió a ‘Blind’ en el himno de una generación, abanderando, conscientemente o no, todo un movimiento musical. La rareza de la composición, el sonido áspero, las líneas de bajo medio funky, el sonido seco de la batería y, sobre todo, la angustia vocal de Davis impactaron cual meteorito la escena metal e hicieron retumbar hasta los cimientos más sólidos.
Por Bloody Bunny

Comentarios Cerrados.