fbpx
Ad
Ad
Ad

Archspire, mutantes del tech death actual, presentan un documental sobre la realización de su álbum ‘Bleed the Future’.

Archspire comenta: «Hace unos años, alguien tuvo la brillante idea de filmar el proceso de composición y grabación de ‘Bleed the Future’. Así que después de docenas de horas de edición de las imágenes nuestro cámara Connor Gilkinson logró reunir este documental. Grabado entre agosto de 2019 y diciembre de 2020, junto con algunas imágenes de los conciertos de lanzamiento del álbum en noviembre de 2021”.

El álbum ‘Relentless Mutation’ de Archspire de 2017 fue una cabalgata de velocidad y extremidad, con explosiones, aceleraciones y, en referencia parcial a su título, «mutaciones» a medida que se desarrollaba cada canción, todo ello mientras las voces de disparo rápido desdibujaban los límites entre la garganta de un hombre y un instrumento adicional. Se trataba, sin duda, de una innovación sonora y técnica: Archspire había roto la barrera de la velocidad al tiempo que creaba canciones memorables por ser descaradamente extremas para el metal extremo. Por lo tanto, la presión ya estaba ahí para superar ‘Relentless Mutation’ cuando la banda comenzó a recopilar nuevas canciones en 2018. La pandemia mundial provocó que Archspire se volcara en sí mismo y aplicara un rigor adicional a su proceso de composición de canciones, aunque de forma meticulosa. Pero al final del tenso año natural que fue 2020, la banda emergió con su cuarto álbum de estudio, ‘Bleed the Future’.

“Queríamos que el álbum fuera más accesible para más gente, pero que siguiera siendo extremo, rápido y técnico” Spencer Prewett

Según los miembros de Archspire –el vocalista Oli Aleron, los guitarristas Dean Lamb y Tobi Morelli, el bajista Jared Smith y el batería Spencer Prewett–, en un principio empezaron a grabar ‘Bleed the Future’ con la idea de que terminarían el álbum entre las diversas giras programadas para 2020. Por supuesto, nada de eso ocurrió, lo que llevó a la banda a hacer más preproducción que en ningún otro momento de su carrera. Archspire sometió entonces las ocho canciones del álbum a una crítica casi constante que les aseguró un producto que, en su opinión, es el mejor hasta la fecha.

«La ventaja que tuvimos fue que ‘Relentless Mutation’ salió en 2017”, dice Lamb. «Desde entonces, hicimos más giras que antes, y teníamos el punto de vista del público. Queríamos ampliar y escribir esas partes que más gustaban de forma más consistente: hay más ganchos y cuando tenemos ganchos, queríamos repetir esas partes para que la gente sepa que esa es la parte pegadiza de la canción”.

«Lo más importante era que tuviéramos una composición inteligente», añade Prewett. «Queríamos que el álbum fuera más accesible para más gente, pero que siguiera siendo extremo, rápido y técnico. Así que esta vez cambiamos nuestro proceso. Grabamos los ensayos todos los días y escuchamos lo que hacíamos después. Luego volvíamos a la improvisación y cambiábamos los riffs y las ideas en función de lo que cada uno pensaba durante la semana. El resultado fue un álbum con el que todo el mundo estaba más contento”.

Archspire también tenía como objetivo para ‘Bleed the Future’ que querían ser más rápidos. Aunque tal hazaña puede desafiar la razón dada su producción anterior, la banda escribió su canción más rápida hasta la fecha – el cierre del álbum ‘Aum’, un corte que se abre con una grabación de audio de un amigo alemán de Prewett que, según el baterista, se divierte con Archspire.

Dejando a un lado los clips cómicos, ‘Aum’ pone el broche de oro a un álbum que empuja los límites de la velocidad pero que también está texturizado: las etéreas líneas de bajo de Smith sirven a menudo como interludios a mitad de canción, mientras que Lamb y Morelli tejen melódicas líneas de guitarra en espiral que aniquilan el diapasón durante ‘Abandon the Linear’, ‘Bleed the Future’ y ‘Acrid Canon’.

«La expectativa del público es realmente importante», dice Lamb. «Si todos estábamos contentos con una canción, es muy probable que el público también lo estuviera. Nos importa el público, pero también tenemos que estar entusiasmados con la música. Yo me siento más orgulloso de la música. Hemos dedicado más tiempo a las canciones y hemos mejorado en la composición. Siento que es mejor música”.

“El proceso de composición es extremadamente tedioso», añade Smith. «Si a alguien no le gusta un riff, lo desechamos y tenemos que encontrar algo con lo que todos estemos contentos. Puede ser super frustrante en el momento, pero al final tenemos algo mejor. Queremos que todo lo que escribimos sea un paso adelante y creo que lo hemos conseguido con ‘Bleed the Future’”.

El álbum va acompañado de un concepto desarrollado por Aleron que plantea la pregunta: ¿Qué pasa cuando los humanos empiezan a dar a luz a no humanos? Nacido de un extraño sueño que tuvo el vocalista, el concepto de ‘Bleed the Future’ no tiene finalidad ni conclusión. Sin embargo, plantea algunos dilemas éticos que enlazan con los temas de ciencia ficción de Archspire, de larga duración.

«Pensé en qué pasaría si esas cosas que daban a luz pudieran beneficiarles en el futuro para que no quisieran rechazarlas», dice Aleron. «¿Qué pasaría con los humanos que no nacieran? ¿Irían a una dimensión diferente? Jugué con toda esa idea porque no había visto ninguna película de terror en la que ese fuera el tema. Funcionó para todas las canciones. El único comentario social es que la gente no sabe lo que está dando a luz: si pones a alguien en este planeta, no sabes si va a ser bueno o malo”.

‘Bleed the Future’ se grabó en octubre y noviembre de 2020 en Flatline Audio en Colorado con el productor e ingeniero Dave Otero. Éste fue el segundo álbum consecutivo que la banda trabajó con Otero. Según Morelli, el proceso de grabación fue perfecto. «Dave ya estaba familiarizado con lo que cada uno de nosotros puede hacer individualmente», dice. «Esta vez, estaba más preparado para abordar esos elementos. La forma en que hace las pistas estaba más centrada en lo que éramos capaces de hacer y creo que realmente se nota aquí.»

La pandemia ha hecho que muchas bandas se replanteen la forma de mantenerse visibles. “Tenemos unos fans increíbles, que estarán ahí para apoyarnos y recoger el álbum porque les gusta la música», dice Lamb. «Somos una banda autogestionada; llevamos diez años trabajando con el mismo sello. Creo que la gente saldrá a apoyarnos”.
Por David E. Gehlke

 

Comentarios Cerrados.