fbpx
Ad
Ad
Ad

Scott Burns, presente en el dossier “El Death que Nunca Muere” gracias a Suffocation y Malevolent Creation, merece un recuerdo de sus otros mordiscos rugientes.

This Is Rock, This Is Metal, Especiales a la Venta

Las producciones de Scott Burns siempre fueron territorio de polémica. El rey Midas que todo lo que tocaba era oro. O ese Emperador desnudo al que los noruegos empezaron a afearle hasta el respirar. Burns fue sobre todo un fan de la música con conocimientos técnicos, que antes de quemarse dejó su firma en unos cuantos álbumes atronadores.

En 1991, Burns produjo los fundamentales (de los que se ocupa por extenso el nuevo This Is Metal en su dossier “El Death que Nunca Muere”) ‘Effigy Of The Forgotten’ de Suffocation y ‘The Ten Commandements’ de Malevolent Creation.

Estos son otros discos que produjo Burns en ese 1991 (aparte del fundamental «Arise» de Sepultura, portada del número 34 de This Is Metal). Si eres noruego, tendrás que jugar a las siete diferencias con el sonido. En otro caso, estos son otros mordiscos rugientes como todos los de las fantásticas bandas de la Gran Manzana. Las bandas del death que nunca duerme.

Death ‘Human’ 

Cannibal Corpse ‘Butchered At Birth’

Loudblast ‘Disincarnate’

Pestilence ‘Testimony Of The Ancients’

Atheist ‘Unquestionable Presence’

Master ‘On The Seventh Day God Created… Master’

Gorguts ‘Considered Death’

Cancer ‘Death Shall Rise’

Devastation ‘Idolatry’

Skeletal Earth ‘Eulogy For A Dying Fetus’

Assück ‘Anticapital’

Comentarios Cerrados.