fbpx
Noticias

El Bluesman Jon Kenzie presenta ‘Silent Applause’

Jon Kenzie pasó de vivir de la música callejera a publicar con el próximo ‘Silent Applause’ su cuarto trabajo en solitario.

This Is Rock, This Is Metal, Especiales a la Venta

Jon Kenzie pasó de vivir de la música callejera a publicar con el próximo ‘Silent Applause’ su cuarto trabajo en solitario. Siempre con esa pasión intacta por el blues de calle. «El blues me habla. Sólo a través del blues descubrí la verdadera pasión y alegría de tocar la guitarra. Antes era más bien una lucha con el instrumento. El blues fue un catalizador para mí. La profundidad de la forma de tocar de alguien como Peter Green, por ejemplo», dice Jon, una leyenda de la que realiza la versión de ‘World keep on turning’ (ver más abajo).

Jon Kenzie cita como influencias a leyendas del blues como BB King y Muddy Waters, cantantes de soul como Al Green y Otis Redding, y trovadores del folk como Bob Dylan y Richie Havens, pero también a músicos más jóvenes como los Alabama Shakes y The Teskey Brothers.

Una mezcla que se refleja en ‘Silent Applause’ en un sonido soul detalladamente arreglado y amorosamente orquestado que parece «retro» y, sin embargo, no suena «vintage»: «Durante la producción, era importante para mí dejar también partes crudas en la música», dice Jon. Al fin y al cabo, «Silent Applause» surgió de una dura época de crisis en muchos aspectos.

«Básicamente vivía de la música incluso en el colegio», dice Jon Kenzie, de Manchester. El guitarrista, compositor y cantante británico aprendió su oficio como músico callejero y también llegó a Hamburgo, donde ahora vive temporalmente, por el camino: «Estaba de viaje con un amigo en Inglaterra y tuvimos la idea de recorrer Europa desde la isla. Para ver hasta dónde llegábamos en tres semanas. De Ámsterdam fuimos vía Berlín a Hamburgo, siempre siguiendo la pista de dónde sería mejor ganarse la vida con la música callejera». De eso hace ya más de diez años, y desde entonces Jon se ha ganado una fiel escena de fans en Alemania: «Cuando tocamos en Birdland, en Hamburgo, ¡se llena el local!”.

Jon ha grabado tres discos en solitario a lo largo de estos años y ahora presenta su cuarto trabajo, «Silent Applause», que es, como él mismo dice, su producción más personal hasta la fecha.

«El título del álbum hace referencia a los conciertos en streaming que hice en el confinamiento: La gente podía poner un emoji de aplauso así al final de las canciones. Realmente surrealista, ¿no?».

Jon no sólo debe el título del álbum a la época de la pandemia, sino que también maduró como productor durante ese tiempo: «Antes tenía a alguien conmigo que se encargaba de la parte técnica de las grabaciones. Ahora he aprendido a hacerlo yo mismo, lo que me ha permitido plasmar realmente las ideas que quería tener en la grabación. Sin tener que fijarme en el tiempo ni en los límites económicos, y sin comprometer el resultado de las canciones. Quería dar más identidad a mi música y ahora era más fácil». Parte de ello, dice, fue que Jon adoptó enfoques muy diferentes para los arreglos de sus canciones.

«Quería alejarme de los típicos arreglos de banda con bajo, batería y guitarra y utilizar también otros sonidos». Este enfoque le sienta bien al álbum: Suena cohesionado y orgánico y, al mismo tiempo, es musicalmente muy diverso.

Buena parte de las diez canciones del disco tratan del final de una larga relación amorosa: «Mi novia y yo aún no habíamos roto cuando escribí canciones como ‘Painfully Missing’ o ‘In Vain For Love’. Sólo más tarde, tras la ruptura, me di cuenta de que las canciones anticipaban básicamente lo que estaba ocurriendo en mi vida en cuanto a contenido». Ésa no es la única razón por la que ‘Silent Applause’ es también el disco que más refleja su propia persona y personalidad en la música”.

Comentarios Cerrados.