fbpx

Este mes tenemos al gran K.K. en This Is Rock, por ello hemos escogido una serie de temas que consideramos parte del ADN de estilo del gran hacha del heavy metal.

This Is Rock, This Is Metal, Especiales a la Venta

Como fundador de Judas Priest, es responsable de que unas cuantas generaciones de aficionados puedan alegar tener implantada en la cabeza una plancha de acero británico. Como KK’s Priest, reforzado por dos exJudas como Tim “Ripper” Owens y el batería Les Binks, su debut ‘Sermons Of The Sinner’ es una perfecta forma de celebrar los cincuenta años del debut de Judas Priest en directo, con Al Atkins a la voz, un 16 de marzo de 1971.

‘Mind Conception’ (Al Atkins, ‘Reloaded’, 2017)

Los Judas hard blueseros de 1971, una recuperación maquetera con un encanto eterno.

‘Winter/Deep Freeze/Winter Retreat’ (‘Rocka Rolla’, 1974)

Suite musical tras los dos primeros trallazos molones del debut. La influencia de Quatermass que tanto motivó a KK en sus inicios, cuando quería reproducir la magia del blues pero fuera de los compases marcados.

‘Run Of The Mill’ (‘Rocka Rolla’, 1974)

Una oda a la vejez. Por unos jovenzuelos que estaban fundando un estilo de música nuevo y rompedor. Tal vez el debut de Judas no tenía su pegada clásica, pero sí su espíritu. Uno muy setentero y proto-todo. Cuando entra el órgano para preparar el rugido agudo de Halford, solo In Solitude aprendiendo de The Chameleons han tocado cotas tan siniestras.

‘Victim Of Changes’ (‘Sad Wings Of Destiny’, 1976) El blues de la ‘Whiskey Woman’ de 1973 acabó siendo el pórtico subterráneo hasta la aventura del heavy metal. El gorgorito desgarrado de Rob Halford y el efecto de carcajada agónica te dejan roto como el más brutal painkiller.

‘Dissident Agressor’ (‘Sin After Sin’, 1977)

K.K. fue motor principal de este tema que luego versionaron, hasta hacerla completamente suya, y de todos, Slayer en ‘South Of Heaven’.

‘Beyond The Realms Of Death’ (‘Stained Class’, 1978)

Les Binks ayudó a Rob Halford a sacar sus demonios. El cuero era mostrarse desnudo con una valentía inconmensurable. KK´s Priest recupera a Les Binks para hacer más música al límite. ¡Y qué guitarras aquí!

‘Running Wild’ (‘Killing Machine’, 1978)

Favorita de K.K. Y como suele ocurrir cuando el guitarrista muestra sus preferencias, muy vinculada al directo. A ese globo de energía que se monta sobre el escenario para crear un planeta sónico aparte. El resultado muy real de esto: grandes bandas que se forman a partir de canciones de Judas Priest, como Sinner, Hellion y tantas otras.

‘The Sentinel’ (‘Defenders Of The Faith’, 1984)

Para K.K., la primera cara de ese disco son cuatro canciones de apertura perfectas. Palabras mayores en una banda especializada en himnos de partida demoledores. El ‘Sentinel’ retorna en KK’s Priest para terminar el disco. Pero el impulso es darle la vuelta a la rodaja y pensar que todo puede empezar de nuevo.

This Is Rock, This Is Metal, Especiales a la Venta

Comentarios Cerrados.