fbpx
Ad
Destacado

The Sweet Adios a Steve Priest

Pinterest LinkedIn Tumblr

Andy Scott de The Sweet confirmó la muerte de Steve Priest de uno de los iconos del rock.

«Steve Priest ha fallecido. Su esposa Maureen y yo nos hemos mantenido en contacto y, aunque su salud estaba fallando, nunca imaginé este momento. Nunca. Mis pensamientos están con su familia. Fue el mejor bajista con el que he tocado. El ruido que hicimos como banda fue muy poderoso. Desde ese momento en el verano de 1970, cuando partimos hacia nuestra Odisea Musical, ¡el mundo se abrió y comenzó el viaje en montaña rusa!».

Aunque ahora todo el mundo hable de The Sweet como glam rock, Steve Priest en el número 175 de This Is Rock dejaba claro su opinión al respecto.

«Siempre me sorprende cuando se refieren a Sweet como glam rock. No teníamos nada de glamouroso. Me deja atónito que ahora allá donde vayas, para todos éramos glam rock» Steve Priest

Abril de 1974 marcó la edición de ‘Sweet Fanny Adams’, el álbum que supuso el momento en el que Sweet pasaron a ser un grupo de rock serio, que tocaba cantidad de temas propios y lo hacía con el aplomo del entonces novedoso heavy rock, con la técnica musical muy en primer plano. “Bueno, eso éramos en el fondo”, comenta Steve Priest, haciendo la crónica del tira y afloja entre lo que era el sonido del grupo, y su posición en la hora punta de la tormenta glam rock que se abatió sobre Gran Bretaña entre 1971 y 1974 más o menos. “Nos colgaron el sambenito de grupo glam por haber tocado en el Top Of The Pops; allí todo era una competición para ver quién era más chabacano. Creo que Marc Bolan fue el iniciador, David Bowie andaba parejo, y nosotros decidimos tirar a lo hortera, y de golpe tenías el glam rock. Yo me rascaba la cabeza, en plan, ‘¿de qué demonios están hablando?’. Quiero decir que siempre me sorprende cuando se refieren a Sweet como glam rock. No teníamos nada de glamouroso. Me deja atónito que ahora allá donde vayas, para todos éramos glam rock. Simplemente estábamos allí en ese momento. Éramos de clase proletaria y nunca nos aceptaron de verdad en Inglaterra. Al final sí, pero a regañadientes. Me parece que la gente se llevó una falsa impresión con nosotros, a causa del Top Of The Pops. Puede decirse que fue un caso de buen siervo para un mal señor”.

Comentarios Cerrados.