fbpx

Burke Shelley, vocalista y bajista de los influyentes Budgie, ha fallecido a los 71 años. Por medio de sus palabras recordamos a uno de los grandes del rock que nunca tuvieron la suerte a favor, pero dejaron tras de sí unos cuantos discos realmente imprescindibles. Fueron muchísimo más que la banda versioneada por Metallica en el ‘Garage Days Re-Revisited’.

This Is Rock, This Is Metal, Especiales a la Venta

Cuando comenzó todo, Budgie ya estaban ahí. El trío de Cardiff, Gales, ya apuntaba al sonido y maneras de lo que posteriormente se convertiría en el heavy metal. Contemporáneos de Black Sabbath, entraron al estudio de la mano del joven productor Roger Bain, grabando sus primeros temas en un pequeño edificio llamado Rockville Studios.

Eso ocurrió cuando el vocalista, bajista y máximo compositor Burke Shelley se juntó con el guitarrista Tony Bourge y el batería Ray Phillips para poder desarrollar sus ideas musicales.

¿De dónde viene tu sentido de la armonía y acordes, musicalmente hablando? Son acordes y melodías de lo más normales. Crecí con los Beatles, que abarcaron varios estilos. No eran como los Rolling, que cuando comenzaron hacían un rock parecido al de Chuck Berry. Ése fue el enfoque que siguieron desde ‘Brown Sugar’ en adelante. En cambio, los Beatles se interesaban por otros tipos de música, como si fueran estudiantes de arte, y tuvieron la suerte de crecer en una época en la que ponían todo tipo de música por la radio. Antes no había DJs como los de ahora. Tuve la suerte de poder escuchar todo eso de pequeño, así que ahora sé de dónde vienen esos sonidos.

Hicieron un álbum de rock and roll, con cierto aire country; luego hicieron algo más orientado a las baladas, y después comenzaron a experimentar con material más surrealista en el ‘Revolver’. Cuando publicaron el ‘Sgt. Pepper’, ya estaban liderando un nuevo género musical y un estilo más psicodélico. Tenías a McCartney haciendo un tema como ‘When I’m Sixty-Four’, estilo años 20; Me encantaba la forma en la que tenían una especie de introducción a la canción, en un tono distinto que iban reduciendo y que daba paso al propio tema, como en ‘If I Fell’.

Y todos esos pedales que Lennon usaba para hacer (me canta la letra/melodía de ‘I Am The Walrus’), donde se mantiene en una nota mientras que los acordes se van abriendo paso por detrás, de modo que cada vez que canta la misma nota, los intervalos de los acordes que se van formando son distintos.
Y una vez que ya te has metido en los 60, ahí están los Zeppelin y todos los demás.

Budgie This Is Rock 2

Cuando Led Zeppelin y Black Sabbath aparecieron, Budgie ya estaba ahí. Inglaterra fue una tierra muy fértil en los 60, musicalmente hablando. Bueno, Zep y Sabbath fueron los que dieron el pistoletazo de salida. Cuando firmamos nuestro primer contrato discográfico teníamos a un tío, Roger Bain, que estaba buscando un grupo. Rockfield Studios acababa de abrir sus puertas y estaba realizando audiciones. Nuestros agentes se pusieron en contacto con él y le gustamos. Hicimos nuestras cosas y nos dijo «Sois exactamente lo que estoy buscando». Firmamos con él y lo primero que nos dijo fue «Mirad, lo primero que queremos es que grabéis algunas maquetas en dos semanas. Solo he firmado con dos grupos. Uno de ellos sois vosotros«. «¿Quiénes son los otros?», pregunté. «Black Sabbath».

Así que empezamos al mismo tiempo que los Sabs. Enseguida me di cuenta de que íbamos a tirar por esa dirección. Tocábamos alto y nuestros riffs eran oscuros, como nuestras voces. Cuando escuchamos a los Zeppelin, se convirtieron en un modelo a seguir. Es lo que Sabbath estaba haciendo con ‘Paranoid’, su propia versión de ‘Communication Breakdown’. Esos sonidos imitando el traqueteo de un tren que se le ocurrían a Page. Eran brillantes. Bueno, ¡y lo siguen siendo! Jimmy Page es un genio del rock, impresionante.

Además de tocar el bajo, cantas. Supongo que habrás pasado una época intentando lograr el equilibrio entre tus manos y tu voz. ¡No hay muchos bajistas que canten! Paul McCartney. Prueba a cantar ‘I Saw Her Standing There’ mientras tocas el bajo, es perfecta nota a nota. Es una línea de bajo rítmica con un toque ligeramente distinto. Tiene mucho feeling y no es fácil tocarla y mantener un ritmo constante, como si fuera un charles, al mismo tiempo que se canta. Ese fue mi reto al principio, cantar un tema de los Beatles y tocar el bajo al mismo tiempo. Comenzamos haciendo licks de guitarra al unísono, cosas que venían del blues, y creo que Led Zeppelin consiguió aunarlo todo y elevarlo a un nuevo nivel. Licks de guitarra al unísono (tararea el riff de ‘Whole Lotta Love’), guitarra y bajo juntos, firmes. Tenía que intentar cantar sobre eso.

Budgie fue uno de los primeros power tríos, pero el grupo nunca ha llegado a despegar. ¿Qué opinas al respecto? Si hubiéramos tenido un hit single, las cosas serían distintas. Aparte de eso, y sin tomármelo como algo personal, las cosas nos iban mejor cada año que pasaba; los álbumes se vendían cada vez mejor. Cuando llegamos al quinto disco tuvimos algunos problemas personales, todos nos divorciamos. Eso fue cuando Tony Hart dejó el grupo en el 78 y estuvimos peleados durante un par de años. Le estaba pasando a todo el mundo; teníamos que grabar álbumes por contrato, nos faltaba motivación y se notaba.  Antes éramos «uno para todos, todos para uno». Estábamos ahí arriba y nos vinimos abajo. Una lástima.
Entrevista completa publicada en el This Is Rock 59

Comentarios Cerrados.