fbpx

Envy Of None, es la nueva banda de Alex Lifeson de Rush que publica su homónimo debut en abril.

This Is Rock, This Is Metal, Especiales a la Venta

Alex Lifeson de Rush está acompañado de Andy Curran de Coney Hatch, Alfio Annibalini y la cantante Maiah Wynne.

Alex Lifeson no es ajeno al concepto de evolución. Como miembro fundador de Rush, ha sido capaz de explorar más terreno musical que casi cualquier otro guitarrista, llevando el rock a nuevas cotas a lo largo de las décadas y siempre de la forma más inventiva.

envy-of-none-alex-lifeson-rush this is rock

Su influencia puede escucharse en innumerables bandas de todo el mundo, desde el shoegaze indie y el math rock hasta el heavy metal y más allá. En los últimos años, Lifeson se ha centrado en un nuevo proyecto que, por mucho que se conozca su discografía, sin duda romperá todas las expectativas y hará volar la mente. Ese proyecto es Envy Of None.

La nueva banda, en la que también participan el fundador y bajista de Coney Hatch, Andy Curran, el consumado productor e ingeniero Alfio Annibalini y la cantautora Maiah Wynne, publicará su álbum de debut autotitulado el 8 de abril. Sus 11 temas –que rebotan entre varios matices de rock alternativo, experimental y de sintetizador– sorprenden a cada paso, mezclando melodías oscuras con ganchos de pop contemporáneo. El propio Lifeson es orgullosamente consciente de lo poco que se cruza con la banda que le hizo famoso.

Sin embargo, sólo cuando la cantante Maiah Wynne se involucró en el grupo, éste comenzó a sentirse como una banda destinada a llegar a algún lugar. Sus inquietantes melodías y la intensidad de su alma son –según admiten sus propios compañeros de banda– lo que realmente dio vida a esta música. «Le envié una primera versión de la canción Shadow», explica Andy Curran. «Cuando les puse lo que había hecho a los demás, se quedaron pensando: ‘¿Quién es esta persona con tanto talento?’».

El primer single del álbum, ‘Liar’, destaca por sus ritmos industriales, su bajo fuzz y sus guitarras atmosféricas crean un remolino seductor, más cercano al art rock más oscuro de Depeche Mode, Nine Inch Nails y A Perfect Circle que a todo lo que estos músicos han hecho antes.

«Maiah se convirtió en mi musa», continúa Alex Lifeson. «Fue capaz de aportar toda esta nueva cosa etérea a través de su sentido de la melodía en temas como ‘Liar’ y ‘Look Inside’. Después de escuchar su voz en ‘Never Said I Love You’, me emocioné mucho. Nunca había tenido ese tipo de inspiración al trabajar con otro músico. Cuando decimos que es especial, es porque es jodidamente especial».

«Una de las cosas que más me gustan de estas canciones es su intimidad», revela Maiah Wynne. «Las hace sentir diferentes y más honestas. También hay algunas canciones más heavys, como ‘Enemy’, y luego temas como ‘Kabul Blues’, que suenan completamente diferente a todo lo demás”.

El cierre del álbum, ‘Western Sunset’, que fue escrito por Alex Lifeson en homenaje a su querido amigo Neil Peart. Es una pieza musical muy emotiva para honrar a un hombre profundamente extrañado por la comunidad del rock en general, y aún más por aquellos que tuvieron la suerte de conocerlo.

«Visité a Neil cuando estaba enfermo», dice Alex Lifeson. «Estuve en su balcón viendo la puesta de sol y encontré la inspiración. Hay una finalidad en una puesta de sol que se quedó conmigo durante todo el proceso. Tenía un significado. Era el estado de ánimo perfecto para descomprimir después de todas estas texturas diferentes… una buena manera de cerrar el libro».

Comentarios Cerrados.