fbpx

Envy Of None, con Alex Lifeson de Rush y Andy Curran de Coney Hatch, presentan el vídeo de ‘Never Said I Love You’.

This Is Rock, This Is Metal, Especiales a la Venta

Envy Of None, con Alex Lifeson de Rush y Andy Curran de Coney Hatch, junto a Alfio Annibalini y la cantante Maiah Wynne, acaba de publicar su álbum debut ‘Envy Of None’.

Envy Of None, cuentan con el guitarrista Alex Lifeson de Rush, el fundador de Coney Hatch y bajista Andy Curran, el consumado productor e ingeniero Alfio Annibalini y la cantante y compositora Maiah Wynne, su autotitulado álbum de debut de 11 once rebota entre varios matices de rock alternativo, experimental y de sintetizador, lanzando sorpresas a cada paso, retorciendo melodías oscuras contra ganchos de pop contemporáneo.

Sobre el vídeo de ‘Never Said I Love You’ comenta Andy Curran que «realmente ha capturado el espíritu de la canción. Es muy cinematográfico y me encantan todos los paisajes urbanos de mal humor. El personaje principal tiene un espíritu muy libre, y el vídeo sigue la narración de forma sutil. Me encanta la recogida de los pétalos de las flores: ‘Me quiere, no me quiere…’. ¿No se trata de eso la vida… de querer ser amado o aceptado?».

Andy Curran continúa: «‘Never Said I Love You’ es una canción muy especial para mí y para Alf. Había estado dando vueltas durante un tiempo en forma de demo y sentía que tenía mucho potencial. Cuando escribimos las pistas de acompañamiento, sentíamos que tenía algunos matices punk pop, creo que estábamos canalizando las vibraciones del pop británico de finales de los 80 y se me ocurrió la línea de la letra ‘I Never Said I Love You’, inspirada de nuevo por grupos como The Cure, Depeche Mode, The Smiths y Ultravox, que escribieron sobre corazones rotos en las pistas de baile de todo el mundo, así que pensé que era el momento de reintroducir ese tema, pero algo más alegre. Cuando Maiah y yo hablamos de ello, le gustó el gancho lírico y se quedó con él. La guinda la puso Alex, que a última hora añadió la impresionante sección central, que suena a pedal steel, y las guitarras acústicas del estribillo, que lo elevan al siguiente nivel. Mi pensamiento inicial era más bien un ‘retrocede, nunca dije que te amaba’. Algo así como ‘sólo éramos amigos’, pero me encanta cómo Maiah lo ha convertido en algo muy diferente».

«Llevamos más de cuatro años trabajando en todas estas canciones, así que es muy gratificante terminarlas y compartirlas con el mundo. Es como si todas esas crías de pájaro, abandonaran el nido y volaran hacia el cielo… no tenemos ni idea de adónde irán o a quiénes se encontrarán por el camino; es emocionante. Quizá lo más gratificante sea escuchar a los fans más acérrimos de Rush decir que les encanta. No me lo esperaba, al igual que los fans de Coney y de mis otros proyectos. Esto no es nada de lo que Alex, Maiah o yo hemos hecho nunca”, Andy Curran

Comentarios Cerrados.