Ad
Noticias

Europe dosier ‘The Final Countdown’

Pinterest LinkedIn Tumblr

Europe ‘The Final Countdown’ este mes en This Is Rock. Un disco que además de vender millones de copias ha conseguido trascender a su propia época.

Hay álbumes que acaban vendiendo millones de copias para definir una época y la carrera de una banda. Y luego hay una serie aún más selecta de discos que, aparte de vender millones, consiguen trascender su propia época y dejar una huella en la historia del rock, una huella tan indeleble como de algún modo inexplicable. Ése fue el sino del tercer álbum de Europe, de 1986, el titulado ‘The Final Countdown’.

“No tenía ni idea de que podría construir una canción a partir de ese sonido de teclados tan potente” Joey Tempest

La explosión comercial que disfrutó el disco fue una completa sorpresa, porque ninguno de los dos elepés anteriores de los suecos (el debut homónimo de 1983, y el del año siguiente, ‘Wings Of Tomorrow’) había tenido repercusión alguna fuera de las fronteras de su país natal, aunque ambos reunieran muchos méritos musicales, en especial el segundo de ellos.

Pero estamos hablando de una banda joven, ambiciosa, poseída tanto por el talento como por el impulso para dar el salto hasta la fama internacional. Eso sí, ‘Wings Of Tomorrow’ provocó algunos cambios en la formación al poco de su salida, cuando el batería Tony Reno fue reemplazado por Ian Haugland, por los motivos que el cantante Joey Tempest nos explica a continuación.

“En ese momento, había una unanimidad casi total en el grupo sobre tirar adelante. Pero alguno no estaba tan decidido. Así que hicimos ese cambio. Y nos costó, porque Tony había estado en la misma banda de John Norum (guitarra), los WC. Aún me acuerdo muy bien de ir a un club para ver un concierto de ellos, ¡fue ver tocar a John y saber que tenía que juntarme con él en un grupo! Entonces fueron nuestros comienzos, cuando empezamos con Force en 1979, y al poco nos bautizamos Europe. Tony vino con John. Así que llevábamos mucho tiempo juntos. Pero nos hacía falta un batería, para llegar a lo que queríamos llegar en Europa. Eso sí, hacer esa llamada telefónica, para explicárselo a Tony, fue duro. Cuando estás en un grupo y eres muy joven, con el tiempo vas descubriendo que la gente quiere cosas diferentes. Eso ha ocurrido siempre. Mira el caso de Def Leppard. Antes del tercer disco, también cambiaron a gente. Por suerte, ahora tengo una buena relación con Tony”.

El reemplazo de Reno era Ian Haugland. “Ian cantaba y tocaba la batería en una banda llamada Trilogy, y era todo un personaje. Tremendo. Trilogy era un trío de rock potente, y fui a verlos. Me encantó cómo tocaba Ian en una formación así. Su batería se parecía a la que llevaba Alex Van Halen por la época, y supe que era el tipo idóneo para lo que aspirábamos entonces. Cuando entró, tuvimos ya la formación clásica de Europe [más el teclista Mic Michaeli y el bajista John Leven], ¡los cinco que seguimos juntos todavía hoy!”.

Un momento crucial en la historia de la banda llegó cuando firmaron un contrato internacional con el sello Epic. “Thomas Edrtman era nuestro mánager por entonces, y también estaba a cargo de la oficina del sello en Suecia. Concertó una cita conmigo, en Tokio y en Nueva York, para conocer a los de Epic allí, y ponerles el disco ‘Wings Of Tomorrow’. Todo fue muy emocionante, y para mí una oportunidad así, con un contrato importante entre manos, suponía algo grande. Polygram también se interesó en la banda, pero acababan de fichar a Bon Jovi, así que nos decidimos por Epic de cara al mercado internacional”.
Puedes seguir leyendo este artículo en el nuevo número de This Is Rock.

Comentarios Cerrados.