fbpx
Ad
Ad
Ad

El cuarto álbum de Led Zeppelin, más conocido como ‘Led Zeppelin IV’, se publicó tal día como hoy hace 50 años, el 8 de noviembre de 1971.

This Is Rock, This Is Metal, Especiales a la Venta

‘Led Zeppelin IV’ sigue siendo uno de los álbumes con mayor influencia creativa y éxito comercial de la historia de la música. El disco tocó una fibra que llegó a millones de aficionados en todo el mundo y que sigue resonando en todos los rincones del planeta. Al mismo tiempo que inspiró a varias generaciones de músicos.

Desde el punto de vista comercial, ‘Led Zeppelin IV’ es un monstruo que ha vendido más de 37 millones de copias en todo el mundo.

Antes de que llegase el éxito de crítica y público en 1971, Led Zeppelin se pasó el otoño e invierno de 1970 escribiendo y grabando el nuevo álbum. Las primeras sesiones de grabación comenzaron en Londres en los estudios Island en diciembre de 1970. Un mes después, la banda se trasladó a Headley Grange, una casa de campo en Hampshire, Inglaterra. Convirtieron la casa en un estudio de grabación y utilizaron el Rolling Stones Mobile Studio para grabar la mayor parte de las pistas básicas del álbum con el ingeniero Andy Johns, que también diseñó algunas de ‘Led Zeppelin II’ y ‘III’.

Jimmy Page, que también produjo el álbum, dice: «Después de la breve estancia que Robert y yo pasamos en la casa de campo Bron-Yr-Aur [mientras trabajábamos en ‘Led Zeppelin III‘], imaginé una situación en la que todos residíamos en Headley Grange y teníamos un camión de grabación. Me entusiasmaba la idea de utilizarlo como lugar de trabajo para poder concentrarse totalmente en hacer música, mientras residíamos en el lugar».

«Era todo un poco experimental», dice John Paul Jones. «Pero era la primera vez que realmente nos quedábamos juntos durante la grabación. Antes, grabábamos en estudios… y siempre era hotel, estudio, hotel, estudio. Nunca habíamos estado en un lugar con instalaciones de grabación. Así que fue una nueva forma de trabajar para nosotros, y creo que fue una forma muy buena. Teníamos una sala enorme con una gran chimenea y todo el equipo instalado. Y podías bajar y empezar a tocar si no había nadie, o si aparecía alguien más, había un poco de improvisación. Había música de alguna manera todo el tiempo, lo que, como se puede ver por el resultado, funcionó bastante bien».

Este enfoque poco convencional (para la época) dio a Led Zeppelin más libertad para plasmar grabaciones espontáneas y momentos de inspiración.

De la composición de ‘Stairway To Heaven’, Robert Plant recuerda: «Estaba sentado junto a Jimmy frente al fuego en Headley Grange. Había escrito esta secuencia de acordes y me la estaba tocando. Tenía un lápiz y un papel y, de repente, mi mano escribió las palabras ‘There’s a lady who’s sure all that glitters is gold…’. Me senté, miré las palabras y casi salté de mi asiento. Mirando atrás, supongo que llegó en el momento adecuado».

Led Zeppelin encontraron también formas de aprovechar la acústica de Headley Grange. Es muy cononcida la anécdota del bateria John Bonham grabando ‘When The Levee Breaks’ en el vestíbulo formal de la casa usando micrófonos colgados cerca de un tramo de escaleras. Hoy es uno de los sonidos de batería más famosos del mundo y ha sido sampleado innumerables veces por artistas como Beastie Boys, Massive Attack…

Cuando los temas básicos del álbum estuvieron terminados, el grupo regresó a Londres para grabar ‘Stairway To Heaven’ y añadir grabaciones al material de Headley en los estudios Island. Poco después, Page viajó a Los Ángeles para trabajar en la mezcla inicial del álbum en los estudios Sunset Sound, antes de regresar a los estudios Island para realizar una mezcla adicional. La mezcla final se retrasó hasta julio para adaptarse a las giras de primavera y verano de la banda.

Una de las partes más memorables del arte del álbum fueron los cuatro símbolos utilizados en la funda interior y la etiqueta del álbum para representar a los cuatro miembros de Led Zeppelin.

«Había un pequeño libro de signos y símbolos muy bonito», dice John Paul Jones. «Decidimos elegir nuestros símbolos de este libro para cada miembro. Bonzo [John Bonham] y yo no fuimos obedientes y elegimos símbolos que eran un poco opuestos entre sí gráficamente, lo cual era bastante extraño. Y luego, por supuesto, Robert y Jimmy diseñaron los suyos propios. Todos tenían sus propios significados personales».

El álbum sin título se publicó sin texto en la portada ni en la contraportada, una idea radical en aquella época.

«Tras el lanzamiento y el éxito del tercer álbum, seguíamos recibiendo críticas negativas en ciertas revistas especializadas de Estados Unidos», recuerda Page. «E incluso después del tercer álbum, se decía que éramos ‘hype’. Nos pareció una propuesta interesante sacar un álbum sin ninguna información… y ver cómo se vendía».

«La portada significa lo que la gente quiera leer en ella», dijo John Bonham en su momento. «Para mí significa: ‘Prefiero vivir en una casa vieja que en un bloque de pisos’. Mi opinión personal es que el álbum es lo mejor que hemos hecho nunca. Me encanta. Es el cuarto álbum y es la siguiente etapa en la que estábamos en el momento de la grabación. Todos los álbumes han sido diferentes y, en mi opinión, éste es el mejor, y eso no es tratar de ser un engreído ni de ser un flash».

Led Zeppelin está narrando la historia de su carrera en su canal de YouTube.

 

Comentarios Cerrados.