Pristine
Intxaurrondo Kultur Etxea, Donostia
Viernes 20 de Abril 2018

Esa misma mañana, mientras tomaba mi café malo de siempre, leía que un promotor se quejaba de la falta de locales en San Sebastián. No hacía mucho publicaban otro titular similar de otro promotor de mayor escala. Salvo que nos interese fomentar una nueva era del ladrillo y crear aún más nuevos auditorios vacíos, para qué se quieren más locales, cuando en un solo mes en Wedge, The Wizards y Pristine, la audiencia cabía perfectamente en un autocar. Está claro que a Pristine no le ha venido muy bien el ser nombrados vagón de cola del tren de Blues Pills, y estoy seguro que si todos sus seguidores salieran del momento hype para pasar a ser exploradores, terminarían entusiasmados con una banda como Pristine, que ofrece tantas o más posibilidades de satisfacción musical y emocional.

A una importante falta de promoción de los eventos, en muchos casos dejados de la mano de la virgen de las redes sociales, ese lugar de mucho click y poco cash, también hay que añadir la resistencia partisana de la mayoría en salir de su confortable prisión y explorar nuevas sensaciones, aunque éstas estén conjugando los sonidos de tu adolescencia. Entiendo que has llenado tu mochila con los grupos que descubriste de joven y alguna pequeña aportación extra, pero no comprendo bien que cierres la mochila con candado y tires la llave por el retrete. Todos somos culpables de haber matado nuestra pasión por descubrir nuevas cosas y por volver a sentir esa sensación única de llegar a un bolo sin apenas conocer el grupo y dejarte sorprender. Pero si te dicen que tienes en tu ciudad una banda de potente rock clásico, que su sonido es un coctel sabroso de la década de oro (léase 1967-1977), donde el sonido de órgano de Erik marca tus latidos y te envuelve en atmosferas de fluidos rosas, los riffs te golpean cual martillo de dios, que además tiene una voz prodigiosa como la de Heidi, y luego observas tus discos favoritos, y si en ellos están Led Zeppelin, Deep Purple, Grand Funk, … me cuesta comprender las razones de no asistir. Especialmente si la velada sale por 10 pavos. Nos hacemos viejos, y lo estamos celebrando asiéndonos a nuestros discos favoritos. Aunque aún hay peores opciones, como la de ver al deprimente tributo como si eso fuera algo genuino, cuando no es más que un sucedáneo. Olvidamos que el rock debe ser joven, creativo, que debe tener hormonas y sobre todo fuerza y energía. El rock debe hacer vibrar y emocionar, y la voz de Heidi o la guitarra de Espen no te dejarán impasible. No creo en vidas futuras, pero escucha en directo ‘Don’t Save My Soul’ y te aseguro que tu alma tendrá más posibilidades de salvarse.

Pristine es un banda muy fina, donde los músicos saben cuándo destacar y cuándo ser gregarios, no hay protagonismos sobre un solo eje, todos van en pelotón, y se ve una naturalidad alejada de la pose. Heidi conjuga en sus cuerdas vocales el temperamento de Janis y Aretha, pero también los arrestos de Robert Plant y la modernidad de Joss Stone. En directo nos ofrecieron un repaso a sus dos obras principales ‘Ninja’ y ‘Reboot’, pero sin olvidar ‘No Regret’, disco que contiene piezas imprescindibles como la que le da título, uno de los cortes más intensos de su directo donde su guitarrista consigue llevarnos hacia una comunión orgiástica. Otra pieza importante de aquel LP es ‘One Good Reason’, que rivaliza con sus canciones más directas más recientes como ‘The Rebel Song’, todo un levanta muertos, y una invitación a bailar sobre las tumbas de los sin alma. ‘Ninja’ con su órgano de homilía me pone la piel de gallina, y es que Heidi es una voz arcoíris. Escucha ‘Derek’ y dime si no hay ahí un futuro brillante si en vez de ir a ver pantomimas como Letz Zep, o el legado de Queen convertido en un espectáculo de José Luis Moreno, le das una oportunidad a bandas como Pristine. Y ojo, que cada uno es libre de ir a donde le de la real gana, pero el rock solo estará vivo si tú estás vivo.
Diamond Jim
Fotografía. JC Pérez

pristine Revista This Is Rock Especializada - Classic Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Prog Rock, Blues Rock pristine Revista This Is Rock Especializada - Classic Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Prog Rock, Blues Rock pristine Revista This Is Rock Especializada - Classic Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Prog Rock, Blues Rock pristine Revista This Is Rock Especializada - Classic Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Prog Rock, Blues Rock pristine Revista This Is Rock Especializada - Classic Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Prog Rock, Blues Rock pristine Revista This Is Rock Especializada - Classic Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Prog Rock, Blues Rock pristine Revista This Is Rock Especializada - Classic Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Prog Rock, Blues Rock pristine Revista This Is Rock Especializada - Classic Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Prog Rock, Blues Rock pristine Revista This Is Rock Especializada - Classic Rock, Hard Rock, Heavy Metal, Prog Rock, Blues Rock