fbpx
This is Metal

Black Anvil Anuncia ‘Regenesis’

Black Anvil presenta su renovado black metal con ‘Castrum Doloris’, adelanto de su álbum ‘Regenesis’.

This Is Rock, This Is Metal, Especiales a la Venta

Black Anvil arrolla con su black metal con ‘Castrum Doloris’, adelanto de su álbum ‘Regenesis’.

La ciudad de Nueva York siempre ha sido epicentro para la innovación musical. Más allá de la incubación de géneros incipientes como el hardcore e incluso el glam metal, de las primeras explosiones creativas con la factoría Andy Warhol, y de ser el hogar de bandas como Twisted Sister y Kiss, tiene una historia única de tomar géneros cuyas raíces se encuentran en otros lugares y hacerlos suyos.

Ya sea Anthrax con el thrash de la bahía, o Suffocation e Immolation en la ciudad del death que nunca duerme, plantando su bandera como dealers de death metal en una época en la que era una de las principales exportaciones de Florida, o bandas como Blondie y los Ramones rivalizando con la escena punk británica, la ciudad siempre ha estado a la vanguardia de la excelencia musical.

Y cuando se trata de la respuesta neoyorquina al black metal, Black Anvil no sólo ha sido una fuerza impulsora del US Black Metal, sino que ha tomado el género para crear algo propio suyo. Ahora, con su quinto álbum, nos presentan lo que ellos consideran una «regénesis» del black metal.

«Éste es un enfoque de escritura de canciones más despojado y agresivo. Tener tiempo para digerir ‘As Was’, para entender dónde estábamos entonces frente a dónde estamos ahora fue clave. Siempre nos centramos en nuestras composiciones, sin querer repetirnos, pero sin perder nuestra identidad en un intento de sonar diferentes», explica el bajista y vocalista de Black Anvil, P.

Desafiar la norma siempre ha sido una parte fundamental del ADN de Black Anvil desde su formación en 2007. Tras el lanzamiento de su primer álbum, ‘Time Insults the Mind‘, la banda llamó rápidamente la atención de Relapse Records. Cuando llegó el segundo álbum, la banda se apartó del enfoque típico de sus contemporáneos y buscó una contraparte improbable para representar su visión, aprovechando el ingeniero «General» George Fullan (The Rolling Stones, Dream Theater) en el estudio Diamond Drop de Mark «The Animal» Mendoza (Twisted Sister) en Long Island, NY. Publicado en septiembre de 2010, su segundo trabajo, ‘Triumvirate’, recibió muchos elogios por parte de la crítica, sobre todo como un «álbum de metal monstruoso».

Cuatro años después de su lanzamiento, ‘Triumvirate’ fue seguido por ‘Hail Death’, un viaje de 70 minutos de intensidad que estableció aún más a Black Anvil como una potencia del black metal moderno.

El perfil de la banda se elevó, y fueron invitados a participar en giras con Mayhem, Watain, Urfaust, Marduk, así como fechas con Aura Noir, Nachtmystium, Immortal, Eyehategod, Cannibal Corpse, etc. Además, la banda ha aparecido en varios festivales de prestigio como el Scion Rock Fest, Beyond The Gates en Bergen, Noruega y el renombrado Roadburn Festival en los Países Bajos.

En 2017, Black Anvil lanzó su cuarto álbum de estudio, ‘As Was’. Atmosférico y melódico sin renunciar a la ferocidad por la que el colectivo siempre ha sido conocido, ‘As Was’ teje sin problemas ocho pasajes monumentales de arte de metal extremo, más diverso, complejo y que invita a la reflexión que todo lo que han hecho antes. El disco demostró ser una representación estelar de la progresión continua de Black Anvil.

Ahora, casi seis años después de que ‘As Was’ dejara su huella, Black Anvil regresa con su quinto álbum, ‘Regenesis’, y una nueva exploración del black metal y la oscuridad, que representa un nuevo amanecer para el colectivo neoyorquino.

«El concepto es la renovación, así como el proceso/viaje para llegar hasta aquí superando nuestro pasado», explica P. «Black Anvil siempre ha sido una salida de nuestro pasado, un vehículo para crecer como individuos, como una serpiente que muda constantemente su piel. No miramos atrás, pero nunca olvidamos».

‘Regenesis’ no es un alejamiento de la identidad de Black Anvil, sino que sirve como la última progresión en el sonido siempre en evolución de la banda. El disco toma lo que ‘As Was’ hizo mejor y lo hace aún mejor. La implacable y pulida agresividad cuelga en la balanza por encima de oscuros pasajes melódicos, presentando un paisaje sonoro dinámico que sirve como la oferta más devastadora y existencial de la banda hasta la fecha.

Comentarios Cerrados.