Del maquillaje, plataformas imposibles, purpurina plateada, bubblegum rock, hits como ‘AC-DC’, ‘Ballroom Blitz’, ‘Block Buster’, a su LP sin singles, ‘Desolation Boulevard’. Martin Popoff nos lleva a un periodo básico en el rock más lúdico y desenfadado, y como vieron ellos sus protagonistas el fenómeno glam rock.

Abril de 1974 marcó la edición de ‘Sweet Fanny Adams’, el álbum que supuso el momento en el que Sweet pasaron a ser un grupo de rock serio, que tocaba cantidad de temas propios y lo hacía con el aplomo del entonces novedoso heavy rock, con la técnica musical muy en primer plano. “Bueno, eso éramos en el fondo”, comenta Steve Priest, haciendo la crónica del tira y afloja entre lo que era el sonido del grupo, y su posición en la hora punta de la tormenta glam rock que se abatió sobre Gran Bretaña entre 1971 y 1974 más o menos. “Nos colgaron el sambenito de grupo glam por haber tocado en el Top Of The Pops; allí todo era una competición para ver quién era más chabacano. Creo que Marc Bolan fue el iniciador, David Bowie andaba parejo, y nosotros decidimos tirar a lo hortera, y de golpe tenías el glam rock. Yo me rascaba la cabeza, en plan, ‘¿de qué demonios están hablando?’. Quiero decir que siempre me sorprende cuando se refieren a Sweet como glam rock. No teníamos nada de glamouroso. Me deja atónito que ahora allá donde vayas, para todos éramos glam rock. Simplemente estábamos allí en ese momento. Éramos de clase proletaria y nunca nos aceptaron de verdad en Inglaterra. Al final sí, pero a regañadientes. Me parece que la gente se llevó una falsa impresión con nosotros, a causa del Top Of The Pops. Puede decirse que fue un caso de buen siervo para un mal señor”.

“En el mercado de Kensingtons”, prosigue Steve, cuando se le pregunta por el sitio donde se abastecían de trapos para maquearse. “Allí es donde iba todo el mundo. Y de un día para otro, la plataforma normal se hizo cuatro veces más gruesa; casi hacía falta muleta para andar con eso. ¡Qué peligro!”. Sobre los monos dorados y plateados, y complementos de ese corte, Priest comenta: “Lo cierto es que los luchadores nos copiaban bastante. Lo digo en serio. Había uno, Jackie Pallo, que era uno de los luchadores más grandes, de los más conocidos en Inglaterra, que cuando comenzamos con el tema del maquillaje, de repente, digamos que se desmelenó, ¡llevaba nuestra pinta! Se aplicó el maquillaje, la purpurina plateada y cuando saltó al ring todo el mundo se cayó de espaldas. Nosotros fuimos los primeros. Luego nos copiaron”.

“Mick Tucker y yo vivíamos en una calle en Shepherds Bush, y allí había un botero griego que estaba empezando a hacer zapatos con plataforma, y tenía un par expuesto en el escaparate. Entré a probarme esas botas, y me encajaron, así que con ellas puestas me fui para los camerinos del Top Of The Pops, aún estábamos con los singles más bubblegum del comienzo, y de repente me veo allí sacándoles la cabeza a todos los demás. Me dije: ‘Esto es el futuro’, y entonces vimos a Elton John que llevaba los mismos zancos en el programa. En Kensington Market comenzaron a venderlas, pero yo seguía yendo al zapatero griego, porque te vendía las botas a mitad de precio, y yo se las enviaba a Mick y a algún otro integrante del grupo. Sobre las ropas, la cuestión era ir lo más adefesio posible. Dave Hill, de Slade, había sido de los más prominentes, y también Marc Bolan. Nosotros no éramos solo un tío dando la nota, sino cuatro”.

Puedes seguir leyendo este artículo en el nuevo número de la This Is Rock a la venta en los mejores quioscos y en nuestra tienda oficial area666.es a precio especial y gastos de envío incluidos.

Este mes en This Is Rock: Motörhead, Foghat, Sweet, Bad English, Greenslade, Dream Theater, John Petrucci, Nita Strauss, Joe Bonamassa, Sonic Dawn, Bob Daisley, Sadia, Slayer, Nightwish, Black Stone Cherry, Magnum, John Diva & The Rockets Of Love, Vinnie Moore, Raven, Robert Rodrigo, Seventh Wonder, Bourbon, Rosendo, Jason Becker, John Diva, Lord Vapour, Blitzkrieg, Electric Boys… Descubre sus contenidos: www.thisisrock.es/tir